Para que podáis disfrutar en el campo, en la piscina, en la playa, o en el patio, os traemos unas cuantas ideas de juguetes que podéis hacer vosotros mismos con materiales reutilizados o muy sencillos. A los “peques” les encantará participar en su construcción y luego disfrutar de ellos.

Malabares

¿Quién no ha querido hacer un impresionante espectáculo de malabares? A partir de ahora podéis fabricar vuestras propias pelotas de forma muy sencilla. Solo necesitáis:

  • Arroz
  • Dos globos de colores para cada pelota
  • Tijeras
  • Film de cocina

Envolvemos en film de cocina la cantidad de arroz necesaria para hacer una pelota tratando de que quede lo más redondo posible. Nosotros la hemos pesado, y para una mano pequeña, hemos puesto 40 gramos.
Lo importante es que sean todas más o menos iguales, así que puedes medirlo de otra forma y poner la cantidad que mejor se ajuste.

Cortamos la boquilla a uno de los globos, como se indica en la imagen, y metemos dentro el arroz. También puedes hacerlo con un embudo, nosotros hemos probado de las dos maneras, en ese caso tienes que dejar la boquilla del globo más larga y luego doblarla.

Por último, cortamos otro globo, y lo ponemos alrededor del primero, con cuidado de que este último evite que se salga el arroz, y ¡ya tenemos nuestra pelota!

Puedes empezar a practicar pasando la pelota de una mano a otra y, cuando lo domines, introduciendo variantes, golpeándola con la palma y luego con el reverso de la mano, o lanzando desde la espalda y cogiéndola con la misma mano o con la mano contraria.

Después, introduce en el ejercicio otra bola, primero sin cruzarlas, después cruzándolas, e introduciendo cada vez una mayor dificultad. Puedes encontrar muchos tutoriales para convertirte en un verdadero virtuoso de los malabarismos, y ahora, ya tienes tus bolas para comenzar a practicar.

Barco Reciclado

Este barco, hecho con materiales reutilizados y muy sencillos que podemos hacer con los más pequeños, es ideal para jugar en el agua, ya sea en la piscina o en la bañera. Lo más importante es buscar tus propios materiales que puedan funcionar con su motor de goma.
Comenzamos con una botella de jabón vacía, y a la que recortamos un hueco con cúter o tijeras, para que haga la forma del casco de nuestro barco. ¡Esta es una tarea definitivamente para adultos!
A continuación, vamos a fabricar el motor, puedes hacerlo con cualquier material que resista bien el agua. Nosotros hemos utilizado palitos de polo anchos para hacer una “hélice”, que sujetaremos con una goma a los costados del barco con simples nudos.
Por último, hacemos una vela, con tela o cualquier plástico fino que puedas reutilizar, montándola sobre brochetas o pajitas, que puedes pinchar sobre medio corcho para que te sea más fácil pegarla al barco.
Nuestro barco está listo, sólo tienes que decorarlo como más te guste, girar la hélice hasta tensar la goma y ¡a navegar!

Túnel de lavado de triciclos

Lo último en duchas para patios y jardines es este refrescante túnel de lavado de triciclos y correpasillos. Lo más importante es que utilices tu creatividad, ya que está fabricado únicamente con tuberías de PVC, que se cortan fácilmente con una sierra pequeña, y se unen con las uniones propias de las tuberías con un pegamento especial.

Diseña tu túnel de lavado como más te guste. Te recomendamos que las tuberías sean finas, para que el agua salga con cierto “efecto”. El túnel de lavado no tiene desagüe, lo mejor es hacer más agujeros si crees que el agua tiene demasiada fuerza.

Para decorar hemos utilizado esponjas, una cortina de tiras de colores, churros de piscina… pero el mejor material será el que tengas a mano y te parezca divertido. Los niños estarán encantados de participar.
Necesitarás que tenga una toma de agua con una conexión de manguera, si lo haces desde un grifo (existen conexiones para ello) puedes tener agua templada.

Aviso. Deja siempre correr un poco el agua antes de que entren los niños, las tuberías al sol pueden calentarse mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here