4.3 C
Madrid
viernes, mayo 24, 2024
No menu items!
spot_img
InicioActualidad GSDEva Leitman-Bohrer, superviviente del Holocausto, visita GSD Moratalaz

Eva Leitman-Bohrer, superviviente del Holocausto, visita GSD Moratalaz

En el marco de las actividades educativas que GSD Moratalaz ha organizado en memoria de las víctimas del Holocausto, ha visitado nuestro colegio Eva Leitman-Bohrer, superviviente que logró escapar junto con su madre de la persecución en su Hungría natal, gracias a Ángel Sanz Briz, embajador español que salvó la vida a más de cinco mil judíos.

Hace cinco años, tras la muerte del que sería su padre adoptivo y del que tomó el apellido Bohrer, descubrió que él le había dejado los documentos con los que ha podido reconstruir la historia de su familia.

​​​​​​​Las mujeres de la familia protagonista de “Las uvas de la ira”, de John Steimbeck, se lamentaban: ¿Cómo sabremos qué somos nosotros si no tenemos pasado? Eva Leitman-Bohrer, hizo ver a los alumnos de 4º de la ESO y Bachillerato de GSD Moratalaz la necesidad de recordar el pasado.

“Nací un 29 de junio de 1944, un día terrible para nacer”, explica, bajo el más terrible bombardeo que sufrió la ciudad de Budapest. Su madre, sufriendo desnutrición durante el embarazo, fue atendida durante una sola hora en una clínica, ya que no la aceptaban en los hospitales por ser judía.

Su padre biológico, del que heredó el apellido Letiman, murió en las terribles “Marchas de la Muerte”, con las que los nazis pretendían ocultar sus atrocidades ante la llegada de los aliados y, como descubriría más tarde, su madre fue capturada y enviada a Mauthausen.

Tras el fin de la II Guerra Mundial, viendo las consecuencias del régimen establecido por la URSS y siendo todavía un bebé, abandonó junto a su madre Budapest, su ciudad, tras sobrevivir a la Shoá gracias a la ayuda del embajador español, Ángel Sanz Briz, que salvó la vida a más de cinco mil judíos.

La familia, consiguió llegar a Tánger, entonces ciudad internacional, donde permanecieron unos años. En palabras de Eva Leitman-Bohrer: “el clima y el sol del Mediterráneo y el Atlántico devolvieron la vida a mis padres, pero cuando comenzaron a producirse revueltas por la independencia de Marruecos, mi madre vio la necesidad de buscar un lugar en el que vivir tranquilos”.

Se trasladaron a Madrid, ciudad a la que Eva nos dice pertenecer, donde fueron apátridas, con documentación de la Cruz Roja, durante más de una década, en la que, a pesar de todo, recuerda que siempre fueron felices y les trataron bien.

Eva llama la atención sobre la necesidad de recordar también a las personas que de forma altruista y poniendo en riesgo sus propias vidas, ayudaron salvar vidas, como Ángel Sanz Briz o Raoul Wallemberg, embajador de Suecia en Budapest, reconocidos como Justos entre las Naciones, por el Estado de Israel.

En el libro “Los papeles secretos de Pape” escrito junto a Alexandra Ciniglio, se reconstruye la historia de la familia de Eva desde Budapest a Madrid pasando por Tánger o por el campo de concentración de Mauthausen. Ha recibido, entre otros galardones, la cruz de Oro al Mérito de Hungría por su labor en la memoria de la Shoá.

La visita forma parte de las actividades que se han puesto en marcha desde el centro, con el objetivo de que el alumnado mantenga la memoria sobre la Shoá, que no debe ser olvidada para concienciar a los más jóvenes sobre el respeto a la diversidad, los valores democráticos y la concordia entre los pueblos.

Además de la visita de Eva Leitman-Bohrer, durante este curso y gracias al apoyo de la Casa Sefarad, GSD Moratalaz ha participado en el Proyecto Crocus, en el que desde los colegios se plantan bulbos de crocus amarillos en memoria del millón y medio de niños y niñas que perecieron en el Holocausto y otros miles que fueron víctimas de las atrocidades nazis.

Las flores amarillas recuerdan a las estrellas de David que los judíos estaban obligados a llevar bajo el régimen nazi. El croco florece alrededor de la fecha del Día de la Memoria del Holocausto (27 de enero). Cuando la gente admire las flores, la juventud explicará lo que representan y lo que les sucedió a estos niños y niñas.

Desde el 30 de enero hasta el 10 de febrero está disponible en la recepción del centro la exposición itinerante “Shoá ¿Cómo fue humanamente posible?”, compuesta por 17 paneles cinco alumnos de 1º de Bachillerato han recibido una formación online de nueve horas para poder explicar dicha exposición a sus compañeros (6º de primaria, 4º ESO y 1º Bachillerato).

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

COMENTARIOS RECIENTES