4.3 C
Madrid
sábado, julio 24, 2021
No menu items!
spot_img
InicioGlobal ExperiencesExperiencias internacionalesSchool Trips y Summer Camps: aprender divirtiéndose

School Trips y Summer Camps: aprender divirtiéndose

Durante el verano pasado, ¡casi ha pasado un año ya! el Área Internacional de GSD organizó distintos programas de cara a ofrecer a los alumnos unas experiencias culturales, deportivas, de convivencia y, en algún caso, de inmersión en lengua inglesa. Dos de estos programas eran novedad; por un lado, Surf y Paddle Surf y, por otro, An English Week.

El primero se celebró en la ciudad asturiana de Gijón. Todos los alumnos que participaron recibieron el conocido “bautismo de agua”, el primer contacto con la mar y la tabla. La playa de San Lorenzo fue el escenario donde, cada mañana durante cuatro días, los alumnos cumplían con los rituales surfistas: colocarse el traje de neopreno –algo que no es nada fácil- ir hasta cerca de la orilla con la tabla y hacer los ejercicios de calentamiento, y por último meterse en el agua; el cantábrico es más bien frío, pero todos ellos se portaron excepcionalmente bien; y no solo por meterse en esas aguas; un grupo de mujeres – que coincidieron en la playa con ellos esos días – les felicitaron por su comportamiento respetuoso, y por cumplir con todas las indicaciones de monitores y profesores de Surf; incluso un grupo de voluntarios del Ayuntamiento de Gijón, felicitaron a todos los alumnos por llevar “tan bien colocadas las mascarillas”.

Experiencias globales que amplían el día a día académico

El descenso del Río Sella fue una de las experiencias más divertidas de esos días. Seguían siendo deportes acuáticos, pero unos en mar y este en río. El descenso es largo y hay momentos en los que hace falta tener fuerza para remar; lo consiguieron – unos mejor que otros – pero disfrutaron al máximo; eso sí, fue un día de mucho sol y acabaron todos, además de con agujetas en los brazos, con un color fantástico.
El grupo cumplía también con otro rito; todas las tardes/noches caminaban por el paseo marítimo de Gijón; y según nos dicen, dando cuenta de unos deliciosos helados; seguro que para coger fuerza para el día siguiente. Cada día, por la mañana y por la noche, se tomaba la temperatura a todos los alumnos, se observaba la distancia de seguridad y –por supuesto– la mascarilla.

El segundo programa novedoso fue An English Week. Una semana de inmersión total en inglés. Se organizaron tres grupos distintos durante tres semanas del mes de julio en GSD International School Buitrago. El principal objetivo de este programa es “favorecer un ambiente de comunicación en inglés”. En ese objetivo entran deportes, como la natación, fútbol o baloncesto, entran también, actividades de ámbito cultural. Se realizaron talleres de plástica y de manualidades, uno de ellos ambientado en la película “Piratas del Caribe”; los alumnos diseñaron ropa, sombreros y todo el atrezo. Del mismo modo se hicieron talleres de inglés, así como audiovisuales con la utilización de herramientas tecnológicas. Uno de los días, se hizo una gymkhana con una fiesta final “con baile y refrescos”.

Se hicieron distintas visitas culturales por los alrededores, entre otras, visitaron “las murallas de Buitrago”. Se trata del recinto amurallado mejor conservado de toda la Comunidad, es de origen musulmán y, se cree, que fue construida entre los siglos IX y XI. Los programas se adaptaron a todas las medidas de seguridad exigidas y necesarias, acondicionando cada actividad y extremando que se cumplieran dichas medidas.

También se celebró en GSD International School Buitrago otro de los programas organizados por el Área Internacional, el Football Summer Camp. Unos días dedicados, principalmente al fútbol, pero sin olvidar otras disciplinas deportivas como la natación, importantísima en GSD, ni otras actividades. Entre estas últimas, uno de los días los alumnos disfrutaron de un día de “Multiaventura”. Eso supuso navegar en canoa, intentar mantenerse en pie en las grandes tablas del Paddle Surf, además de atravesar puentes colgantes, tirolina, escalada y, como colofón, una gymkhana de orientación por el pueblo de Lozoya.

Pero sin duda uno de los mejores días fue la visita al estadio Santiago Bernabéu. Todos quisieron hacerse fotos en la Sala de los Trofeos madridistas. Al igual que en todos los programas, en este también se tomaba la temperatura dos veces al día a todos los alumnos, antes de desayunar y de cenar.

Granada y Tarragona fueron otros dos destinos del verano pasado dentro del programa “School Trip”. Los alumnos hicieron una inmersión cultural, gastronómica y de naturaleza en una de las ciudades andaluzas con más atractivo turístico. Conocieron los secretos de la Alhambra de la mano del guía Nicolas de una forma peculiar y diferente.

Ese mismo día, madrugar tiene esas ventajas, se desplazaron hasta Salobreña a disfrutar de la playa y por la noche, después de la cena, asistieron a una clase magistral de flamenco. Los palos, los compases acompañados por una guitarra y un cajón. El ambiente era propicio y muchos se “arrancaron” a bailar. Una imagen peculiar, bailando sevillanas con mascarilla. Antes de dormir, se tomó la temperatura y hasta el día siguiente.

Viajes que integran el componente lúdico con el cultural y el lingüístico

Granada tiene una enorme mezcla de culturas; los alumnos lo descubrieron después de pasear por la Alcaicería, luego conocieron el Albaicín y por último el Sacromonte. Un viaje que había empezado con una visita a una heladería artesanal en la que dieron cuenta de helados de todos los gustos.

Otro de los días les esperaba una aventura en el parque Amazonia. Tirolinas, juegos desde los árboles y contacto directo con la naturaleza; a pesar de estar al aire libre nadie, absolutamente nadie iba sin mascarilla; en todo momento se respetaron las indicaciones de la Junta de Andalucía respecto al COVID.

El viaje a Tarragona tuvo absolutamente de todo. Uno de los mejores días fue la visita al Delta del Ebro. Los monitores dividieron a los alumnos en tres grupos, uno fue a conocer el pueblo la Ametlla de Mar, otros fueron a montar en bicicleta, ¡15 kilómetros! por el Delta y otros hicieron el Tour del Atún que incluía un baño, no con delfines, sino con atunes. Los grupos se fueron rotando para que todos pudieran disfrutar de todas las experiencias.

La cultura y la Historia no faltaron en este viaje. Conocieron el teatro romano que todavía se utiliza para algunas representaciones, y a través de un vídeo entendieron a la perfección como era la Tarragona romana y cuál ha sido su evolución hasta hoy mismo.

Todo esto fue el año pasado. Todos los viajes, actividades, excursiones, experiencias… estuvieron preparados por el Área Internacional con el objetivo de ofrecer unos programas adaptados a todas las medidas de seguridad; no hubo ni un solo problema. En varias de las localidades, alumnos y profesores, fueron felicitados por su comportamiento tanto en recintos cerrados como en las actividades al aire libre.

Desde el Área Internacional ya se están preparando los School Trips y los posibles programas para este verano, que esperamos compartir con nuestras familias en breve.

¡Ya falta poco!

Artículo anteriorCafé de monografía
Artículo siguienteFamilias GSD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

COMENTARIOS RECIENTES